Cachirulo al Mercado Central


Interpeñas distinguió al Mercado con el Cachirulo de Honor


El acto sirvió de prólogo al pregón de las Fiestas del Pilar


La Federación Interpeñas distinguó al Mercado Central de Zaragoza por su inmediato cente­nario imponiéndole el "Cachirulo de Honor" como reconocimiento a su trayectoria al servicio de la ciudad y más en concreto de su Casco Histórico.

La concesión de este simbólico galardón coinci­dió, como todos los años, con el inicio de las Fiesta del Pilar. Se efectuó en el propio Mercado el pasado cinco de octubre colocándose dos grandes cachirulos de quince metros cada uno en las dos puertas princi­pales del Mercado Central.

La iniciativa de reconocer al Mercado de Lanuza fue presentada por la Peña "Los Cazurros", vinculada desde su fundación al barrio de San Pablo, y asumi­do como ha quedado explicado, por el colectivo de peñas zaragozanas, varias de las cuales, particular­mente "Adebán", "La Pasarela", "El Jaleo del Pilar" y "La Murga", procedentes todas ellas de la Margen Iz­quierda, se incorporaron con sus charangas festivas al homenaje al Mercado, antes de trasladarse a la Plaza de Santa Engracia para realizar el pregón alternativo.

 

Antes de ello el presidente de Interpeñas, Ricar­do Casasús, coordinó con la ayuda de miembros de su Junta Directiva, tales como Carlos Barrera y Mari Luz García, la delicada tarea de izar tan especiales telas. También estaban para arrimar el hombro Fer­nando Simón, presidente de "Los Bolingas"; Carlos Hontiyuelo, representante de "El Rolladero"; Adela Hervás, de "Las Migas"; Asun Ortiz, de "Los Topos"; Roberto Armañac, de la citada "Adebdn"; o Fidel Máñez, de la "Peña Delicias". Y por supuesto Manuel Carrillo, presidente de "Los Cazurros", que se desplazaron para hacer los honores con su charanga.

Entre todos ellos y con la inestimable ayuda de los Bomberos de Zaragoza y su espectacular grúa se alzaron los dos grandes cachirulos que lucieron orgu­llosos desde los pináculos del edificio a lo largo de todas las Fiestas del Pilar.

 

Durante este ciclo recordemos que la Asociación de Detallistas del Mercado Central impulsó una serie de actividades, ya tradicionales, tales como las Jorna­das de Exaltación del Producto Aragonés, la degustación de productos de la tierra y la atención de sus habi­tuales puestos de ventas ataviados con el traje arago­nés de labrador.