Plan Local de Comercio de Zaragoza. 2004-2007 (Reconocimiento a la Asociacion)


Articulo perteneciente al El Plan Local de Comercio de Zaragoza (2004-2007) por tanto las opiniones son del equipo de trabajo y especialmente de D. Mario Gaviria


EL MERCADO CENTRAL O DE LANUZA. UN SIMBOLO DE LA SUPERVIVENCIA DEL PEQUEÑO COMERCIO APOYADO POR LOS VECINOS Y LA CIUDAD

Es el Mercado Municipal histórico, el Mercado de Abastos de toda la vida, el que está en el corazón de los zaragozanos, el mayor símbolo emocional laico, de cohesión económica y social de la ciudad. Ha sido un edificio amenazado de destrucción y salvado por la opinión pública zaragozana que recogió 30.000 firmas en contra. Ha resistido también a la amenaza de destrucción del barrio de San Pablo en el Casco Antiguo de Zaragoza



Es el Mercado Municipal histórico, el Mercado de Abastos de toda la vida, el que está en el corazón de los zaragozanos, el mayor símbolo emocional laico, de cohesión económica y social de la ciudad. Ha sido un edificio amenazado de destrucción y salvado por la opinión pública zaragozana que recogió 30.000 firmas en contra. Ha resistido también a la amenaza de destrucción del barrio de San Pablo en el Casco Antiguo de Zaragoza

Hoy, el Mercado vuelve a ser lo que fué, no un problema sino una locomotora de desarrollo de su entorno. En los últimos 5 años, es de toda la ciudad el espacio comercial mas estudiado por expertos y consultorías. Y, en nuestra opinión, es un espacio comercial insuficientemente diagnosticado. Contrariamente a los estudios realizados, estamos convencidos que en este otoño del 2003, el Mercado y sus 165 comerciantes, no solo resistieron a los embates de los hipermercados y los supermercados sino que están creciendo al acoger cariñosamente a los ciudadanos inmigrantes en Zaragoza además de mimar a antigua clientela.

 

La incorporación en 1995 de Valentín Cantalapiedra como vicepresidente de la Asociación de Detallistas del Mercado Central y desde 1999 como coordinador con dedicación plena, es definitiva.

 

Cumple la función social importante de acogida e integración en la ciudad, genera mas de 300 empleos directos, es un vivero de empresas y empresarios del comercio. Y, sobre todo, es un moderador de precios, es un Mercado de alta competencia entre los propios puestos, lo que tiene como consecuencia su mayor mérito, tener mejor relación de calidad precio que otras empresas. Los minoristas del Mercado Central ofrecen precios mucho más bajos que, nosotros estimamos, en casi un 50%. Esto es lo que han silenciado todos los consultores anteriores

 

Los puestos y los comerciantes del Mercado son en estos momentos viables y sus empresas rentables, tanto por metro cuadrado de venta y beneficios, como por empleado. Cada puesto factura al año unos 24 millones de pesetas de media con un empleado y pico y 9m2. Es un record que ya quisieran para sí las mejores multinacionales de la distribución minorista.

 

Es un espacio seguro, diverso, mestizo y autovigilado. Es un espacio rejuvenecido que siempre tuvo mucha marcha, muy entretenido, no solo para comprar sino para pasear y conocer desconocidos.

Los comerciantes del Mercado se merecen un homenaje. Han supervivido, mientras que casi desaparecieron los hortelanos que eran los que llevaban los alimentos, casi desaparecieron los mayoristas en 1972 absorbidos por Mercazaragoza y hasta desaparecieron los mendigos, rufianes y pícaros que siempre dieron colorido a todos los mercados del mundo. Desapareció hasta el Sepu. Y allí esta el Mercado, como la Puerta del Carmen viendo pasar el tiempo.

 

Con la alta inversión municipal de los últimos 15 años y el P.I.C.H. Plan Integral del Casco Histórico, el Casco Antiguo se revitalizó, incluso la zona de San Pablo está acogiendo a nuevos vecinos. Unos, inmigrantes en alquiler y, otros, zaragozanos que compran a precios menos inflacionados unas viviendas de excelente calidad en los alrededores del Mercado.

 

Los detallistas del Mercado han resistido en su lugar, pasando los años duros del barrio por el que nadie dio un duro. Siguen ofertando los mejores precios a vecinos de clase media y a otros humildes, trabajadores y a nuevos inmigrantes. Ninguna cadena ni ninguna red se ha atrevido, equivocándose, a invertir ni a abrir supermercados en la zona. Sin embargo, en pocos años, han abierto 4 hoteles, numerosos bares y junto al Mercado, está la calle Temple, una de las zonas con mas marcha de Europa en bares nocturnos.

El Mercado sigue siendo un Mercado municipal, público, con una gestión mixta parte, de los funcionarios del Ayuntamiento y parte, de la Asociación de Detallistas del Mercado Central.

 

El Ayuntamiento ingresa en el año 2003, unos 45 millones de pesetas, 270.000€ de canon pagado por los comerciantes. Y gasta e invierte anualmente unos 100 millones de pesetas 600.000€. En el año 2002 el Ayuntamiento transfirió por convenio a la Asociación de Detallistas 45millones de pesetas 270.000€ que autogestiona la limpieza, mantenimiento, la vigilancia y la promoción del Mercado(el Ayuntamiento sigue pagando al administrador y a los funcionarios relacionados con Mercados, así como el gasto anual de calefacción, refrigeración, iluminación general e inversiones y mejoras). Esta vía de colaboración deberá ser profundizada hasta llegar a una fórmula de responsabilidad y control municipal y público, y gestión de la Asociación de Detallistas.

 

En el fondo, la lógica de las Grandes Superficies y de los Grandes Centros comerciales, ha creado una tecnocracia cuya ideología no se puede apartar de la convicción de que su modelo es el mejor. Ello lleva como consecuencia una recomendación en casi todos los estudios(excepto el de la Fundación Ecología y Desarrollo, que es el mejor), de convertir el Mercado Central en un Centro comercial para competir con los demás Supermercados y Centros Comerciales.

 

En nuestra opinión, se debería investigar y orientar la planificación del futuro del Mercado en la línea opuesta a la de los Hiper y Supermercados. La fuerza del Mercado ha sido el altísimo número de actores empresariales 165. Ellos han sido los que se defendieron en 1986 del derribo y los que pasaron los peores años de decadencia de San Pablo y el Casco Histórico. En nuestra opinión, en el año 2003, casi todos y cada uno de ellos tienen un volumen de ventas, un nivel de ingresos y un nivel de beneficios, los mayores de la historia. La edad media de los vendedores visibles en los mostradores, es muy inferior al del resto del comercio zaragozano equivalente. Los de la Junta son gente joven y con ganas. Es precisamente la complejidad, el alto número y variedad de empresarios, el que ha funcionado como los ecosistemas complejos, indestructibles. Las estrategias y voluntades de 165 empresarios, a través de la técnica de la prueba y error, acaban siendo más eficaces que las estrategias de precio unico y producto unico. Los tres elementos más significativos de la alta vitalidad del Mercado Central son los siguientes:

 

Solo hay tres o cuatro puestos cerrados (una tasa menor de la que declara la Asociación de Grandes Centros Comerciales de España para las tiendas de sus centros)

En algunos traspasos a los que nos hemos dirigido, solicitando información, nos han pedido entre 4 y 8 millones de pesetas por puesto de 9 m2

 

Los vendedores están rejuveneciendo: Edad media 35 años.

 

Este homenaje a los minoristas del Mercado Central, no puede acabar sin una seria advertencia, que probablemente no es necesaria, ya que si en otras ocasiones han tomado las decisiones correctas y han supervivido(superviven no solo los más agresivos sino los que mejor se adaptan), tal vez, nuestra advertencia no les haga falta. La propuesta de MERCASA, de abril del 2003 es económica y comercialmente altamente arriesgada y socialmente catastrófica. En grandes líneas propone:

 

Una inversión de 2.000 millones de pesetas (Aparte de la inversión de cada detallista en su puesto)

Una duración de las obras de dos años con cierre del Mercado sin solucionar el Mercado provisional ni cuantificar su costo

 

La eliminación de unos 70 pequeños comerciantes pasando de 165 a unos 95, sin especificar quién pagaría, si la Seguridad Social, el Estado, el Ayuntamiento, o el resto de los comerciantes, la dura reconversión.

Nada nos indica que, la disminución de 165 a 95 empresarios, haga mas viable el futuro del Mercado

Nuestra recomendación es, la de ir haciendo año a año, mejoras diseñadas y programadas en un plan estratégico a 5 años sin gigantescas inversiones ni cierre del Mercado.

 

La concentración del número de puestos se iría produciendo, a la vista de la evolución de las estructuras comerciales y de su rentabilidad.

 

Debemos concluir que nuestra confianza, está en los propios comerciantes y en su coordinador de la Asociación de Detallistas del Mercado Central, que supervinieron a la amenaza de derribo, a la degradación en proceso de superación del casco histórico y, especialmente, de San Pablo. Y que supervivirán a las grandes superficies y supermercados de cadenas que, estarían encantados, de un cierre del Mercado Central por dos años. A veces, hay consultorías diseñadas por “las fuerzas del mal...” tal vez inspiradas en la mejor voluntad e ignorancia tecnocrática.

Un edificio y unos pequeños comerciantes históricamente muy amenazados por Proyectos Urbanísticos y Estudios de Ordenación comercial.

Una breve cronología de los Proyectos Urbanísticos y de los Estudios Comerciales es la siguiente:

 

 

Año 1903 se inaugura el Mercado Central, diseñado con un excelente proyecto del gran arquitecto progresista y cosmopolita zaragozano, don Felix Navarro Pérez

Año 1939. Plan de Reforma Interior que propuso por primera vez la idea de la Vía Imperial, con enlace de la Puerta del Carmen con San Juan de los Panetes, lo que implicaba la destrucción del Mercado

 

 

Año 1943. Anteproyecto de Ordenación General de Zaragoza. Da prioridad a la apertura de la Vía Imperial para enlazar el paseo del Ebro con la Puerta del Carmen

Año 1957 Plan General de Ordenación Urbana, también denominado Plan Yarza, establece una vía de comunicación entre la puerta del Carmen y la Academia general militar llamada, Vía Imperial a través del puente de Santiago

Año 1968 Plan General de Ordenación Urbana. Mantuvo la vigencia del Plan de 1939 para el Casco Antiguo

Año 1968 El Plan Especial de la Vía Imperial. Consiguió derivar la manzana existente entre las calles Cerdán y Escuelas Pías, pero no el Mercado, este fue salvado por la lucha de la Asociación de Detallistas que hizo una llevada a la opinión pública y que fue respondida por varias docenas de arquitectos, intelectuales, artistas, historiadores, etc. Nació la Asociación de Vecinos del casco viejo y todos juntos, recogieron 30.000 firmas

Año 1972. Se abre en Zaragoza el Mercado mayorista Mercazaragoza de la red MERCASA, el 51% es accionista el Ayuntamiento de Zaragoza. En consecuencia, se cierra el Mercado de mayoristas que funcionaba en el semisótano y en los alrededores del Mercado Central de Lanuza.

El 22 enero de 1977, el alcalde de la época, todavía no elegido democráticamente, reconoce que la lucha ciudadana tenía razón. Declara en el periódico El Noticiero: “La Vía Imperial es una obra promovida por el Ayuntamiento, la Vía Imperial es la responsable de que el Mercado esté pasando apuros pero el Ayuntamiento defiende el Mercado. ¿Cómo se conjuga eso?”. Y el alcalde respondía: “Es preciso replantearse el estudio de la vía imperial atendiendo al posible uso y conservación del Mercado. Es preciso no olvidar, que aunque sin proponérnoslo, el Mercado es un contenedor de precios, y por tanto, presta un importantísimo servicio a la sociedad Zaragoza”

Año 1977 Además de las 30.000 firmas, se presentaron alegaciones por parte del Colegio de Arquitectos, del Colegio de Abogados, de AEORMA (cuyo representante en Zaragoza era quien esto firma, Mario Gaviria), de la Asociación de amas de casa.

Año 1978 Se declara el Mercado Central Monumento Histórico.

Año 1982 El alcalde Sainz de Varanda, en unas declaraciones al Heraldo de Aragón, dice que: “la desastrosa avenida (Vía Imperial) nunca se debió trazar”. El periódico Aragón Express lo sintetizo así: “Sainz de Varanda habló de que las razones desarrollistas arguídas a favor de el Mercado quedaban mermadas por las razones sociales y económicas de los habitantes y comerciantes de la zona. Calificó el alcalde a la Vía Imperial de: auténtico engendro urbanístico” El presidente de la Asociación de Detallistas del Mercado, Lázaro Soler, afirmaba en el periódico, El Día de Aragón: “Supone el paso definitivo para consolidar el lugar como un centro de ventas y como dinamizador del sector San Pablo en el Casco Viejo de la ciudad. Sin embargo, fue este Ayuntamiento el que asumió nuestro deseo”

 

Paralelamente, la primera corporación democrática paralizó la ejecución

del Plan de la Vía Imperial y el consiguiente derribo del Mercado Central,

e impulsó un concurso de ideas para esta zona en la que se presentaron

9 propuestas.

 

La mas profunda recopilación y el mejor análisis sobre la salvación del Mercado en 1977, ha sido redactada por Ricardo Berdié, en su investigación: “Memoria contra el olvido, movimiento ciudadano versus especulación“ publicado en la revista Mercado Central del 4 de octubre del 2002 y de donde hemos sacado la anterior información.

 

 

Año 1986. Termina el periodo de concesión de los puestos de los 380 comerciantes del Mercado. Se produce una etapa de tensión alta entre la Asociación y el Ayuntamiento, en torno a la renovación de las concesiones que, finalmente, se renuevan y se extienden hasta el año 2016(quedan pues, 13 años de concesión), quedaron 200 comerciantes.

En 1986, el Organismo Estatal IRESCO, intervino en el proyecto de modernización del Mercado y que en nuestra opinión, 17 años después, sigue funcionando y con mejoras y modernización, pudiera durar 10 o 15 años mas. Los entonces 200 comerciantes del Mercado, aportaron 400 millones de pesetas (equivalentes a 800 millones de pesetas del año 2003, 4.800.000€). Cada comerciante aportó, pues, el equivalente a 4 millones de pesetas del año 2003 (24.000€). El Ayuntamiento aportó únicamente 40 millones de pesetas (80 millones de pesetas en el año 2003, o sea, 480.000€) Parte de la aportación de los detallistas se invirtió en consolidación del edificio.

 

Vemos pues, que había un presidente de intervención de la Asociación de Comerciantes que fue definitivo para la supervivencia del Mercado.

 

En 1999, Valentín Cantalapiedra es elegido coordinador(no gerente) de la Asociación de Detallistas del Mercado de Lanuza. Comienza una etapa que dura 5 años y que ha sido definitiva en el impulso de revitalización del Mercado.

Entra en funcionamiento el P.I.C.H. Plan Integral del Casco histórico que desgraciadamente, no contempla inversiones en lo relacionado con el comercio e invierte en el Mercado Central, unos 100 millones de pesetas.

 

Año 1999. Realización del estudio: “Relación oferta-demanda Mercado Central de Zaragoza. Análisis y propuestas”. El cliente es la Asociación de Detallistas del Mercado Central de Zaragoza. La consultora es el Instituto de Iniciativas Comerciales S.L., de Valencia, el director del estudio es Rafael Lluch y la jefa de investigación, Inmaculada Almerich. El estudio se realizó en dos meses, abril y mayo de 1999. Los datos de primera mano aportados, fueron una encuesta a 300 consumidores, aquellas personas que acuden al Mercado y que circulan por sus inmediaciones. Realiza también un recuento del número de clientes diarios del Mercado Central, a partir de 3 muestreos de 10 minutos

durante una semana del mes de abril. Por tanto, una estimación de 2.412 clientes diarios: “Si esto lo relacionamos con la frecuencia media de compras semanales, que es 2.1, tenemos que el número de hogares que semanalmente abastece el Mercado Central de Zaragoza es de 5.279” Rafael Lluch.

Las cifras redondeadas del estudio fueron de 1.500.000ptas abonado

por la Confederación de Detallistas.

 

Año 1999. Realización del Plan de Acción Ambiental en el Mercado Central de Zaragoza por la Fundación Ecología y Desarrollo, por encargo de la Asociación de Detallistas del Mercado Central, a través de su coordinador, Valentín Cantalapiedra. Se basa en el trabajo de campo cualitativo, por entrevistas individuales y de grupo en profundidad, a todo tipo de responsables. Y además, tiene en cuenta al personal de los 165 puestos del Mercado. El estudio incluye, además, 4 excelentes auditoriasde 1.800 páginas sobre:

Gestión de los residuos

Gestión del agua

Gestión energética

Gestión urbanística

 

El coste del trabajo fue de 1.500.000. Fue financiado por la D.G.A

 

Año 2001 El 13 de diciembre, promovidas por la Asociación de Detallistas del Mercado Central se celebraron las jornadas: ”Presente y futuro del Mercado de Lanuza de Zaragoza, en el marco de la planificación estratégica de ebropolis”, la organización de la jornada corrió a cargo del Ayuntamiento de Zaragoza a través de la Delegación Municipal de Mercados, con la colaboración de la Asociación de Detallistas del Mercado, la Sociedad para el Desarrollo Estratégico de Zaragoza y su área de influencia Ebropolis y, la empresa nacional MERCASA. Presentaron ponencia todos los grupos políticos del Ayuntamiento así como don Roberto Alonso Gordón, jefe del Departamento de Estudios y Formación de MERCASA en Madrid. Especial rigor económico y administrativo, así como alta calidad, tuvo la ponencia de Luis García Mercadal, director del área de Servicios Públicos de Zaragoza titulada: “Hacia un modelo de gestión mas autónomo del Mercado Central”

 

Año 2001 Comienza la publicación de la revista Mercado Central. Editada por la Asociación de Detallistas del Mercado Central bajo la dirección de José Maria Turmo Molinos. Se trata de una excelente publicación cultural y comercial, de gran calidad tipografía y que publica estudios teóricos y técnicos de historiadores, arquitectos y economistas zaragozanos del mas alto nivel.

 

Año 2002 marzo. En el nº 2 de la revista Mercado Central se publica una excelente biografía del gran arquitecto zaragozano y cosmopolita que proyectó y construyó el Mercado Central hace 100 años, el título del artículo es “Don Félix Navarro, el creador inquieto y progresista”.

 

Año 2002. El nº 4 de la revista de octubre del Mercado Central, publica el artículo: “Desde la fila del Mercado” por don José Carlos Mainar, catedrático de la Universidad de Zaragoza.

 

Año 2002. publicación por Ricardo Berdié de su trabajo para la obtención del Diploma de Estudios Avanzados de Sociología, en el Departamento de Psicología y Sociología de la Facultad de Económicas de la Universidad de Zaragoza. Es el mejor trabajo de análisis y diagnóstico sobre la historia social del Mercado y se titula: “Memoria contra el olvido, movimiento ciudadano versus especulación”

 

Año 2002. En la revista Mercado Central nº 4 de octubre publica Guillermo Faltás, catedrático de la Universidad de Zaragoza y director de Heraldo de Aragón, el artículo “El Mercado de Zaragoza, una historia sucinta” que ayuda a comprender la historia comercial de la ciudad

 

Año 2002 El nº 4 de la revista Mercado Central publica el artículo: “Jotero de San Pablo”, en el año de la inauguración del Mercado, escrito e investigado por Mario Bartolomé, autor de la siguiente jota:

 

Yo te saludo, Mercado

de la plaza de Lanuza;

quién pudiera como tú

remozar años y arrugas.

 

 

La investigación demuestra que, el barrio de la parroquia del Gancho y el barrio de San Pablo, han sido “el barrio folclore por excelencia y el que mayores aportaciones ha realizado al folclore aragonés.”

 

Diciembre de 2002. La delegación de Zaragoza del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón organizó, en el mes de diciembre, una exposición y conferencias sobre la obra don Félix Navarro que incluye el Mercado Central. Desarrolla y colabora en la iniciativa la Asociación de Detallistas del Mercado Central.

 

 

 

Año 2003. En enero y febrero se realiza el “Estudio logístico para la optimización de movimiento y mercancías del Mercado Central” realizado por la empresa IDOM de ingeniería, arquitectura y consultoría. Calle Argualas, 3. 50.012 Zaragoza Teléfono 976561536

 

El estudio tiene un costo de 3,5 millones de pesetas aportado y subvencionado por la DGA, por encargo de la Asociación de Detallistas del Mercado Central de Zaragoza

 

Año 2003. 10 y 11 de abril, se celebra en Zaragoza el Tercer Encuentro Nacional de Mercados Municipales. Se analiza la problemática del sector al mas alto nivel técnico y administrativo. Y se presenta una exposición de proyectos de remodelación de Mercados, entre ellos, el presentado por el concejal delegado de Mercados y Consumo del Ayuntamiento de Zaragoza, don Pedro Manuel Jato del Real, bajo el título: “El nuevo proyecto del Mercado Central de Lanuza (Zaragoza)”.

 

Año 2003, abril. Es elegido el nuevo presidente de la Asociación de Detallistas del Mercado Central, don Ramón Badía, que sucede a Trinidad Villarroya Almenar. Ramón Badía, pertenece a una familia vinculada al Mercado en cuarta generación, nació y vive en la calle San Pablo.

 

Abril 2003 Nace el “Proyecto Mercados” impulsado por Valentín Cantalapiedra destinado a crear una coordinadora para una red de Mercados (67 en total en Zaragoza). Hay 27 Asociaciones de Mercados, mercadillos y galerías de alimentación municipales en proceso de constitución, para formar posteriormente la Federación.

 

Año 2003 A iniciativa de Valentín Cantalapiedra, la consultora zaragozana MOTIO realiza una ficha sistemática y exhaustiva uno a uno, de los 67 Mercados detallistas no municipales de la ciudad de Zaragoza. El estudio lo subvenciona la DGA.

 

Abril 2003: En el nº 5 de la revista Mercado Central, se publican dos sólidos artículos relacionados con San Pablo y el Mercado. El primero, “Torneos, ferias, Mercados y cosos taurinos en Zaragoza” de Benjamín Ventura Remacha.

 

El segundo, “Mercado y San Pablo, ocho siglos de relación indisoluble” de Luis García Camañes.

 

El tercero se titula: “Los primeros años de Miguel Fleta en Zaragoza y su relación con el Mercado” por Miguel Ángel Santolaria (Miguel Fleta, en

su juventud, trabajaba de hortelano en Cogullada e iba todas las madrugadas a llevar su producto al Mercado Lanuza).

 

 

Junio del 2003. La revista Mercado Central con motivo del Centenario, publica el artículo: “Lanuza, un linaje de magistrados al servicio del viejo reino” escrito por Mariano A. Ballabriga.

 

También se publica el artículo: “Permanencia y monumentos, con especial referencia al Mercado Central” publicado por Daniel Olano y Javier Ornero, arquitectos.

 

En el año 2003, Junio. La revista Mercado Central 100 años publica el artículo “El Mercado y su entorno”, desde la perspectiva urbanística del arquitecto zaragozano Ignacio Pemán es el mas sólido y profundo de todos los trabajos urbanísticos en torno al Mercado.

 

También se publica un artículo sobre el Mercado Central de Valencia, “Una fiesta para los sentidos” firmado por el escritor Juan Bolea

 

24 de junio del 2003. Se cumplen los 100 años de la inauguración del Mercado y se celebra en la Lonja, una exposición conmemorativa organizada por el Colegio Oficial de arquitectos de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza, la Asociación de Detallistas del Mercado de Lanuza y la Caja Rural de Aragón, que previamente había realizado una exposición sobre Félix Navarro, “La dualidad audaz” entre el 19 mayo y el 20 de junio del 2003, acompañada de la publicación del libro “Félix Navarro y la dualidad”, la que, tres capítulos, se dedican a la historia arquitectónica del Mercado Central.

 

 

Año 2003, en el mes de abril se termina y se analiza por el Ayuntamiento de Zaragoza el: “Estudio para la remodelación del Mercado Central de Lanuza, Zaragoza”. El estudio tiene un coste de unos 7 millones de pesetas, 42.000€ el 50% lo aporta Mercazaragoza, la Sociedad de Mercado Mayorista, de la que el 51% de las acciones están en poder del Ayuntamiento de Zaragoza. Mercazaragoza forma parte de la red estatal MERCASA, que es la consultora técnica que realizó el estudio.

 

 

Año 2003, 12 de mayo. El alcalde de Zaragoza José Atarés Martínez, escribe la carta que reproducimos facsímil a continuación, a don Miguel Ramiro González, presidente de MERCASA en Madrid

 

Año 2003 12 de mayo. El alcalde la ciudad José Atarés Martínez, escribe la siguiente carta que reproducimos facsímil a las siguientes instituciones:

 

* Ministerio de Fomento don Francisco Álvarez Cascos

* Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, doña Pilar del Castillo Vera

*Secretario de Infraestructura del Ministerio de Fomento don Benigno Blanco Rodríguez

 

 

Año 2003 11 de julio. Entran en el Mercado Central 9.000 clientes

Año 2003 26 julio día de Santa Ana, fecha en la que se cierra la redacción de este informe.

Año 2003, julio y agosto. Exposición en la Lonja, sobre 100 años del Mercado Central.